La solidaridad de los ¨Platos pendientes¨

25 | 07 | 2017

Por Rosanna Di Turi @Rosannadituri

La solidaridad, valor arraigado en el gentilicio venezolano, es más justa y necesaria que nunca en estos tiempos. Varios locales de comida, de diversas regiones del país y naturaleza distinta, lo han entendido y han replicado una fórmula que une voluntades para ayudar en la alimentación de quienes más lo necesitan.

En El Paraíso, en Caracas, comenzó una idea que se ha multiplicado. Joao y Juan Gomes, quienes regentan Pasta Morandi, decidieron hacer una versión local de la iniciativa foránea llamada Café pendiente. La bautizaron Pasta pendiente y con ella invitan a sus clientes a comprar una pasta a precio de costo. Ellos la preparan, envasan y reparten entre quienes en las calles no tienen qué comer. Comenzaron en abril, compartieron la iniciativa en las redes, crearon una web para colaborar y la propuesta se ha multiplicado en otros lugares con distintas versiones.

En Verde Pistacho de Maracaibo, un lugar concentrado en opciones saludables, decidieron hacer algo similar con platos de avena, a precios más solidarios para quienes deseen colaborar. “La gente ha respondido muy bien, y cuando tenemos una cantidad importante los llevamos a una casa hogar”, cuenta Giannina Triggiano.

En Las Mercedes de Caracas, los empleados del local nocturno La Quinta Bart compartían la inquietud de hacer algo para ayudar a quienes buscan comida en las calles. Decidieron proponer una Hamburguesa pendiente con la misma fórmula. Por un monto menor del habitual, los clientes pueden pagarlas y ellos organizan jornadas en las que las preparan y salen a entregarlas a lugares como Sabana Grande o Chacaíto.  Comenzaron en mayo y en un mes sumaban tres entregas de 50 hamburguesas, en una iniciativa que les ha permitido, incluso a venezolanos que se encuentran fuera del país, colaborar a distancia. “Hay mucha gente que quiere ayudar. Si todos hacemos un poquito,  ayudaríamos a muchos más”, afirma Marco Santos, encargado de elegir las bandas que tocan en el local y quien ha asumido la logística de esta dinámica.

Cerca, también en Las Mercedes, los organizadores de Carnikids, que idean experiencias en las que los niños pueden desayunar con personajes de cuentos, se adhirieron a la posibilidad de que sus clientes aporten un desayuno pendiente, que ellos reparten.

En San Antonio de los Altos, dos lugares se sumaron a su manera: en Polo Bistró se puede contribuir con una Pizza pendiente, y cuando logran reunir varias los dueños se comprometen a repartirlas. En Sin Cocos no hay Paraíso, también en los altos mirandinos, proponen una iniciativa similar, pero con agua de coco.

*Los detalles los suelen compartir por las redes. Las cuentas de Instagram son @pastamorandi @laquintabart @_verdepistacho  @carnikids @polobistro  @sincocosnohayparaiso

Compartir