LOS RETRATOS INDELEBLES DE ALBERTO ASPRINO

20 / 06 / 2017

De procesos electorales el venezolano sabe. Año tras año ha acudido a las urnas electorales con la esperanza de cambiar su destino. Posicionado frente a la maquina electoral aprieta con su dedo el candidato de su preferencia y luego moja otro dedo en tinta indeleble para que quede constancia de que ejerció su derecho más sagrado: el voto.

En el ínterin una servilleta le sirve para secarse el exceso de tinta, descartada a los pocos segundos sin darle importancia. Un papel de manchas moradas que iría directo a la basura si no fuera porque el artista plástico Alberto Asprino los recoge y les da una vida eterna en sus fotografías.

Su más reciente muestra “Retratos Indelebles” en la Galería Tres y Tres en Las Mercedes recoge estas impresiones anónimas donde es imposible identificar la huella dactilar. Son simples manchas moradas sobre una servilleta que han sido fotografiadas por Asprino para construir un discurso anónimo que representa buena parte de la historia del país. ¿En qué elección fue usada esa servilleta? ¿Quién fue el elector que secó su dedo sobre ella? Nadie sabe. El hecho es que todas las fotografías que componen esta exposición dan fe de que el venezolano ha votado.

Dice Yuri Liscano en la introducción a la exhibición que esta colección, iniciada en el 2012, cobra otro sentido e interpretación en el 2017. Los retratos indelebles “dejan de ser formas contemplativas para convertirse en una abstracción y conceptualización de dolor, sangre, frustración, angustia, escasez, malestar, impotencia, rabia, violencia y un sinfín de sensaciones y sentimientos que van sumando expresiones masivas ante un conflicto prolongado”.

“Retratos Indelebles” está actualmente expuesto en la Galería Tres y Tres. Calle California, Res. Sonora PB-1 Las Mercedes, Caracas (al lado del Centro Comercial California Mall).

 

 

Compartir

comentarios

¡ déjanos tu comentario !