CÓMO PASAR UN DÍA GENIAL EN MARGARITA

09 / 10 / 2017

Siempre sucede que uno va a la isla de Margarita y termina haciendo el mismo plan. Un carro lleno de niños, una abuela que no puede coger sol, una mamá furibunda porque alguien no se puso crema y un esposo molesto porque no lo dejan tomar en paz. Por eso soy de los que creo que cuando uno se puede echar una escapada de un fin de semana con su pareja, uno debe hacerlo. Pero ¿qué pueden hacer dos adultos cuando Margarita siempre ha significado parques acuáticos con delfines, una montaña rusa y una comida chimba en la feria de un centro comercial?

He aquí mis recomendaciones para pasar un día genial en Margarita como se debe:

  1. Desayuno en la Arepera “Los Hermanos Moya”: Este tarantín ubicado en El Salado en la Avenida 31 de Julio es un clásico margariteño. La familia Moya al completo los recibe detrás del mostrador donde se puede escoger una variedad de contornos para rellenar una arepa suculenta. Las típicas orientales son las de cazón, raya y chucho, aunque mis favoritas son las de ensalada de gallina, pollo con queso pecorino y la de carne mechada con queso amarillo. Los sábados y domingos se ofrece la arepa estrella que es la de chicharrón la cual se rellena también con queso pecorino y el picante de la casa a base de mango verde y eso es el cielo para el paladar. Eso sí, hay que llegar temprano porque se agotan y Los Moya trabajan hasta las doce así que ¡a levantarse! Para un desayuno más gourmet, recomiendo el Restaurante Gullermina en La Asunción donde el desayuno criollo es divino y en Amaranto en Pampatar los brunch tipo English Breakfast.
  2. Un día de playa en La Tortuga Verde: Yo me he paseado por varios clubes de playa como Aguadulce y Miragua en Playa El Agua y La Bella Lora en Playa Parguito pero recientemente descubrí un club llamado “La Tortuga Verde” y me sentí como en mi casa. Atendido por sus dueños Morgan y Patty, entrar a La Tortuga Verde al final de Playa Parguito es como visitar un parque de consentimientos. Ahí ofrecen de todo: servicio de comidas, masajes profesionales y clases de surf pero lo mejor es su música. El DJ pone una selección suave de lo mejor de los ochenta que sirve para ambientar el día de playa y no te viene con sorpresas de un reguteón trancado que es un franco fastidio para los que ya no estamos para esos trotes. Indispensable pedir el mojito a base de limón que refresca el ánimo como él solo. Para almorzar, la hamburguesa de pescado sin discusión. Todo el personal de La Tortuga Verde es genial y les pueden dar orientaciones pero no comerse esa hamburguesa es un pecado capital. Si se quiere un plan más íntimo, manejar hacia Playa Caribe es divino así como un paseo por Playa Manzanillo que tiene las mejores locaciones para fotos en toda la isla.
  3. Ver el atardecer con un drink en la terraza de Juan La Loca: Este restaurante tiene una terracita con sillas altas en el cual se puede deleitar de un atardecer monumental sobre la Bahía de Pampatar. Los mojitos que ofrecen son sensacionales aunque a mí últimamente me están gustando sus gin tonics para gozarme la tarde. Si prefieren saltarse este paso, sentarse al lado del Castillo de Borromeo ahí cerquita es una opción divina para ver a las gaviotas ponerse su pijama mientras cae el sol.
  4. Cenar italiano en Gaia: Margarita está llena de restaurantes de rechupete como Amaranto y Casa Caranta que bien valen una visita así como pizzerías estupendamente decoradas como Portarossa en Pampatar, pero yo he encontrado que el Restaurante Gaia ubicado en la Calle Campo Sur de Porlamar es el zenit culinario para redondear un día perfecto. En Gaia preparan un menú diario con los ingredientes más frescos que se encuentran en el mercado. Eso implica un menú variado que cambia de manera constante aunque hay clásicos como la pasta con trocitos de langosta, espárragos gratinados, vitel toné, y dados de pescado con miel, cebollín y ajonjolí que no se deben perder. Hay que reservar para uno de los dos turnos nocturnos que ofrecen e ir preparado para guardar espacio para el tiramisú o la panna cotta que es un sencillamente un viaje gratis a Italia.
  5. After Party en el Bar Tropical: Para redondear la noche, a mí me encanta un barcito pequeño llamado Bar Tropical en Pampatar donde ofrecen rica música house y tragos preparados por expertos como “La Flotadora” el cual es un drink en el cual se sumerge una botellita de vodka para que uno mismo se administre la dosis. Situado dentro de una casa colonial, el bar es pequeñito pero cumplidor para una buena conversa entre gente bonita con noches temáticas para todos los gustos.

Éxitos en un día genial margariteño el cual se puede variar con sus propios descubrimientos, pues como siempre he dicho cada vez que visito Nueva Esparta: el riesgo en la isla es que te quieras quedar más.

Compartir

comentarios

¡ déjanos tu comentario !