Un vino hijo del fútbol que luce muy bien en la copa

23 / 09 / 2019

Corazón Loco 2017

Un vino hijo del fútbol que luce muy bien en la copa

 

Muchos españoles famosos han optado por invertir parte de sus fortunas en el mundo del vino. Unos porque les gusta, otros porque consideran que tener una bodega da buena imagen, algunos porque los engañó algún inversor audaz. No a todos les ha ido bien, mejor dicho, a la mayoría les ha ido mal y se han dejado de eso. Otros, siguen insistiendo en el competitivo mundo vinícola español. Uno de ellos es el ex futbolista del Barcelona, Andrés Iniesta, quien a fines de los años 90 invirtió en una pequeña propiedad de diez hectáreas manejadas por su padre en una joven denominación de origen conocida como Manchuela, cerca de un pueblo que lleva su propio apellido. Lo hizo por orgullo y por amor al terruño que le vio nacer y aunque no le ha ido tan mal (la bodega sigue creciendo) aún no logra salir de los números en rojo. Últimamente ha intentado penetrar el mercado japonés y no le ha ido mal. A veces es más fácil marcar un gol que pisar uvas. Iniesta, todo un señor en la cancha, respetuoso y efectivo, merece triunfar también en las copas y, de sus vinos que he probado, solo puedo decir cosas buenas. Algunos de ellos ya están en nuestro mercado y el más atractivo por su relación precio/valor es un tinto llamado Corazón Loco, un vino bivarietal syrah-tempranillo. Es un vino joven pero ya hecho, listo para beber, de color violáceo, notas frutales y florales, de estructura media pero equilibrado, grato en boca, con taninos suaves que se dejan pasar con agrado e invitan a una copa más. Bebido fresco sirve como aperitivo o para acompañar carnes blancas o embutidos. Estoy seguro que les gustará, aunque sean el Real Madrid. Bienvenido.

 

Corazón Loco 2017

 

Origen: España.

Zona: Manchuela.

Tipo: Tinto joven.

Cepas: Syrah y tempranillo.

Costo: Económico.

Compartir

comentarios

¡ déjanos tu comentario !